lunes, 15 de abril de 2013

10.- El Espíritu Santo Es La Vida Eterna



10.- El Espíritu Santo Es La Vida Eterna

 La Comunidad Espiritual de la Revelación, como esta dicho, no se halla en tierra en lugar alguno, debido a que no es una reunión de personas, sino que es una reunión de personas con Dios por medio del Señor.

 La comunidad primera o primaria es la comunión con Dios que comienza con la aceptación del Señor, Su Revelación y con la entrega a Él. Acá es donde formamos una comunidad, una unión en común o comunión.

 La comunidad misma es esa unión entre Dios y el alma, el lazo, el puente, son como dos manos tomadas, como caminan los enamorados, porque la comunión con Dios es comunión de amor, Dios Revela Su Amor  nosotros debemos darle amor si queremos estar unidos a Él.

 Es algo voluntario, no se puede obligar o inducir a amar, el amor es elección libre y decisión personal, y eso es lo que no entienden muchos obrando como los mismos demonios, pues preocupados por sí, exigen adoración, obediencia, servicio, sumisión, postración, pertenencia, queriéndose asegurar el ser amados, volviéndose déspotas, tiranos, y luego, tal hipocresía la vuelcan a la religión y dicen que eso es espiritualidad cuando en realidad es miedo, egoísmo, preocupación por sí, culto a la personalidad-imagen, a la estatua mencionada en el Apocalipsis.

 Sin amor es imposible la unión con Dios no quiere servicio, al contrario, el servicio es consecuencia y expresión del amor, el efecto o fruto, y es siempre primero servicio a Él, y no como se enseña desesperada y frenéticamente en estos tiempos que hay que servir-adorar a los hermanos, al prójimo, etc., luego y como efecto viene el amor al prójimo.

 Él Es Dios, Él Es El Único Principio, y es a Él que debemos dirigirnos siempre primero, porque todo comienza en Él, lo que hacemos afuera de Él, por iniciativa propia, sin ser movimiento o inspiración suya, ya es negación de Dios, separación de Él, con las consecuencias que ello acarrea, es decir, muerte, ausencia de Dios, vacío, desolación, muerte.

 La unión primera que debemos buscar es con Dios, y la logramos por la aceptación de Su Volunta y la entrega a Ella, luego, al estar unidos a la cabeza, reparando así el pecado original, eliminando y purgando la rebeldía, vamos ir apagando o sofocando todos los fuegos o ardores, todos los vicios, que son abismos, negaciones de Dios, faltas de Él, enfermedades espirituales, como las llagas que son signo de la enfermedad que es la muerte eterna, de la ausencia de Dios en el alma, de la carencia de Espíritu-Vida.

 Si estamos unidos con Dios, es decir, si caminamos diariamente en Su Luz-Presencia, mirándolo, prestándole atención, obedeciéndolo, discerniendo Su Voluntad, por el Don de Amor de Dios, Que Es Su Mismo Espíritu Santo, el que nos llega o entra en nosotros por medio de la Presencia del Hijo de Dios, de esa Revelación aceptada, nos da la Vida Eterna, porque El Espíritu Santo Es la Vida Eterna.

 Comprender acá la razón por la que carecemos de Espíritu-Vida, es porque no aceptamos a Dios, Su Revelación, porque no recibimos al Hijo de Dios, no lo dejamos entrar-Pasar-Vivir-Reinar, y Es El Hijo El Que nos Bautiza con El Espíritu, nos reúne con El Padre, nos da la Vida Eterna, todo Bien esta en Él, pero, no lo queremos recibir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...