lunes, 15 de abril de 2013

21.- Los enemigos espirituales



21.- Los enemigos espirituales

 Los enemigos de la Salvación de la humanidad son tradicionalmente tres, el demonio, la carne y el mundo, pero, puede agregarse un cuarto en estos tiempos, la muerte eterna.

 Los demonios son tanto ángeles caídos como humanos caídos, son quienes no han pasado la prueba, los que se eligieron a sí mismos y se hallan en el infierno, son quienes carecen de amor y de voluntad de amar, odian y solo desean hacerse adorar.

 Son espirituales, pero, infra-espirituales, no son materiales, aunque influencian en el mundo material por sí mismos, y por medio de almas a las que controlan y manipulan. Al efecto siempre buscan almas que se encumbran en el mundo para influenciar sobre muchas, es decir, controlan bien a pocas que las vuelven poderosas según el mundo para someter a otras almas, encontrándose bajo su poder directo políticos, famosos, artistas, todo tipo de personas que son poderosas e influyentes según el mundo por el oro, el dinero, la fama, etc.

 Tientan, atormentan, persiguen e influencian directamente a las almas que se hallan de paso por el mundo para dirigirlas, manipularlas, arrastrarlas a la perdición, servirse de ellas y para succionarles la vida como si de sanguijuelas espirituales se tratase.

 Dependiendo de las almas, de su rebeldía a Dios, pueden realizar tormentos y persecuciones extraordinarias como vejaciones, posesiones, asedios, obsesiones, infestaciones, etc., y a veces, sin culpa en las almas que padecen tales cosas para probarlas, purificarlas o como un camino especial.

 Intervienen en la vida de las almas que se hallan de paso por el mundo para perderlas y arrastrarlas a la corrupción, imponerles la rebeldía a la Voluntad de Dios con pensamientos, palabras e ideas, a veces imágenes en las mentes, y con fuerza sobre las voluntades o corazones.

 El segundo enemigo es el mundo, o sea, la negación de Dios, oposición a Él, la rebeldía general de la humanidad que hay ahora en el modo habitual de vivir o pasar por el mundo, y también lo que se genera o hereda y pesa espiritualmente sobre la humanidad inclinándola a olvidarse de Dios, negarlo, oponérsele, rebelarse, incluso creyendo que es algo bueno, justo, necesario o conveniente.

 Otro enemigo espiritual es la carne, o sea la debilidad humana, esa parte corrupta y en descomposición que hay adentro, rebelde, viciosa, como si fuese la parte cancerosa o leprosa de un cuerpo enfermo. Es el peso, la tendencia a pecar, a rebelarse, a elegirse a sí mismo, el gusto por el vicio y la corrupción, la rebeldía y la maldad.

 El cuarto enemigo espiritual, es la muerte eterna, que es la ausencia de Dios en el alma, en nuestro interior, vacío que esta lleno de amor propio, orgullo, y que es miedo, preocupación por sí, deseo de adoración.

 Los demonios y el mundo, son enemigos exteriores, pero, debido a la interrelación entre lo espiritual y lo material, la influencia es siempre hacia lo espiritual e inmaterial, aun por medios materiales y externos.

 La carne y la muerte son enemigos interiores, pero, son manipulables o influenciables desde afuera, tanto por medios espirituales como materiales.

 También hay una muerte eterna espiritual externa, la que se impone como manto sobre la humanidad y que se conforma con la muerte de todas las almas que se hallan de paso, de las perdidas ya y de los demonios, es como una como un espíritu común de todos los muertos y de los que no estando aun perdidos en el abismo, padecen muerte por no ser puros y no hallarse en total comunión con Dios, es como el olor del basural compuesto por el olor individual de cada basura que se halla en él.

 Este espíritu de muerte eterna, es un espíritu independiente a todos los que lo forman, como lo es la persona de la sociedad respecto de los socios que le dan origen, y conforme aumenta la corrupción y putrefacción de las almas, aumenta su presencia, poder, reinado, imperio.

 El espíritu de la muerte eterna, es la reina del imperio de satanás, denominador común de todos los perdidos, espíritu común, tanto de los que se hallan en el lugar infierno, como en el estado infierno al hallarse de paso por el mundo en rebeldía contra Dios.

 Es un espíritu común de todos los que están muertos definitivamente, sin Dios, rebeldes, y de todos los que tienden a estarlo en forma definitiva e irreversible. Es como una comunidad virtual, una red social, o como un conjunto con un denominador común que es la rebeldía a Dios, el rechazo de su Voluntad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...