domingo, 21 de abril de 2013

35.- LA PORCIÓN DE HERENCIA DE VIDA ETERNA



35.- LA PORCIÓN DE HERENCIA DE VIDA ETERNA

 Todos estamos predestinados por Dios a recibir una porción de herencia, de Vida-Espíritu, pero, no es algo que podamos recibir como las herencias materiales y usufructuar a gusto y para corrompernos, tenemos que entender que la Herencia que se recibe de Dios Es Espiritual, Es Espíritu, Es Vida, Es Amor, por ello, no podemos recibir la Herencia, mientras no queramos amar, mientras no queramos crecer en Amor, primero a Dios, luego a sí y después al prójimo como a sí mismo.

 Tenemos que empezar a orar, perdonar, pedir El Espíritu, pedirle al Señor Que Venga-Vuelva, Que Pase por nosotros limpiándonos, Purificándonos, encaminándonos, Guiándonos en El Camino de la Salvación, del Amor, indicándonos o Revelándonos Él mismo a quién y porqué debemos perdonar y también a quién y porqué pedir perdón, debido a que esta es la forma en la que colaboramos con dios en El Bien Verdadero Que Él Quiere Hacernos, Que Es darnos Vida, porque para eso Vino la Primera Vez y para eso Viene la Segunda Vez.

 La Herencia a la que estamos Predestinados, es una porción de Espíritu, y El Espíritu de Dios, Es Amor, por ello, si no amamos y no queremos amar, no podemos recibir nada, seguimos encerrados, abismados y perdidos en nuestro orgullo, dominados por el deseo de ser adorados y peleando contra todos insistiendo en ser aceptados, imponiendo como demonios a otros que miren-admiren la imagen o falsa personalidad que construimos para obtener la adoración-aceptación que queremos y para evitar el desprecio que no queremos y que tememos.

 El Señor Viene-Vuelve, Se Revela, interviene, Pasa, para que Volvamos al Camino del Amor, para que volvamos a querer amar, estar o permanecer en dios, comulgar con Su Espíritu Que es Amor, por ello, nos Bautiza con El Espíritu, lo que implica colaborar con Él, renunciar a sí mismo y dejarnos encaminar para poder recibir la Herencia de Vida, El Amor-Espíritu de Dios, para así volver a la Vida Eterna, Mística, Espiritual.

 No sirve de nada que hagamos cualquier cosa y lo llamemos ‘religión’, ‘espiritualidad’, ‘culto a Dios’, etc., eso es solo para el orgullo, para mentirnos-engañarnos y para seguir postrados y perdidos en la muerte eterna, hundidos en nosotros padeciendo el dominio del adversario y de la muerte mientras somos devorados por todos los vicios espirituales.

 Si bien todos estamos Predestinados a recibir su Espíritu, o sea, los Siete Sagrados Dones, “Los Siete Espíritus de Dios”, como los llama San Juan en el Apocalipsis, eso depende de nuestra colaboración, de querer recibir-aceptar a Dios, de querer amarlo y amar, de dejarlo Vivir-Ser a Él, luego, no podemos quejarnos de que no nos ha dado nada, porque somos nosotros los que no lo queremos recibir, o los que le reclamaos, exigimos y queremos imponer que nos de otra cosa.

 No hay una persona que puede recibir todo El Espíritu de Dios, porque sería Dios, y ni siquiera hay capacidad en humano alguno para recibir a Dios por completo, con la debida Salvedad de Jesús. Todos recibimos una porción de herencia, de Dios-Espíritu-Vida, pero, en la cual se halla Dios por completo, como en una célula esta la persona completa.

 Cada persona que haya pasado, pasa y pasará por el mundo, esta Predestinada a una porción, a recibir una parte del espíritu-Amor de Dios, una célula en la que esta contenido Dios mismo, pero, eso implica amar a Dios y dejarse amar por Él, recibirlo mientras estamos de paso por el mundo, elegirlo a Él, renunciar a sí mismo, y es por ello que no sirve hacer cualquier cosa por Dios y decir que eso es bueno, porque nos engañamos, tenemos que obedecerlo, prestarle atención, recibirlo en Verdad, porque al final, muchos que creen ser primeros, pasarán a ser los últimos.

 Como ocurre con las herencias en el mundo, la renuncia o repudio de uno, acrece la parte o porción de otros, así es que, aquellas almas que van despreciando consciente o inconscientemente a Dios y su Don de Amor, Espíritu, la Herencia de Vida Eterna, van dejando eso para otras, por ello en la multiplicación de los panes debieron recogerse los pedazos para que nada se perdiera.

 La historia de la humanidad, consiste en esencia en esto, en que Dios se da a lo largo del tiempo a toda la humanidad, y que cada alma es responsable por recibir la parte que le toca, la misma que será su Vida y riqueza Eterna por haber amado-aceptado-elegido a Dios en su paso o tránsito por el mundo-tiempo, de ahí que, no elegir  a Dios, es perder el tiempo, y es despreciar la eternidad feliz, Bienaventurada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...