martes, 23 de abril de 2013

38.- COMBATE ESPIRITUAL, RECHAZAR LA MENTIRA-MUERTE-ADVERSARIO

38.- COMBATE ESPIRITUAL, RECHAZAR LA MENTIRA-MUERTE-ADVERSARIO

 Podemos pretender ser muy sabios y entendidos en diversas materias, áreas del saber, y estar orgullosos de eso, también vanagloriarnos de lo que podemos, hacemos o vitamos o tenemos, pero, tenemos que reconocer que somos absolutamente ignorantes respecto de la Verdadera Vida, de la Espiritualidad, incluso si sabemos mucho sobre Dios o religión.

 Saber sobre Dios o religión, no es sinónimo de Vida o Espiritualidad, al contrario, generalmente es fuente de orgullo, presunción, amor propio, y por lo tanto, de mas dedicación a sí, preocupación por sí, y por ello, de desamor y de falta de voluntad de amar.

 Somos ignorantes respecto de Dios, y por lo tanto de todo, porque la creación espiritual fue anterior a la material, porque no tratamos con Él, no nos dirigimos a Él, ni lo dejamos hablar-Revelarse a Él, no buscamos el dialogo con Él permitiéndole expresarse, manifestarse, revelarse e intervenir en nuestra vida y en el mundo.

 Seguimos encerrados en nosotros mismos, queriendo creer que solos podemos arreglarnos, que no tenemos necesidad de Dios, ni de nada, ni de nadie, queremos seguir alimentando la mentira, el orgullo, la presunción, rechazando así la Verdad, y echando por tierra la humildad, que es la Vida, buscando por lo tanto una existencia orgullosa, vacía, muerta, falsa, donde comenzamos ya mal, construyendo en la arena, mintiéndonos a nosotros mismos, diciendo que somos dioses y queriendo demostrarlo, donde se acaba por demostrar que somos egoístas miedosos que se desesperan por ser amados, por obtener o cosechar lo que se han  negado a sembrar.

 Si solo vivimos en, por y para el mundo, nuestra existencia se acaba con el mismo mundo, pero, si pasamos por el mundo viviendo para la eternidad, acumulando un tesoro eterno, es decir, aprendiendo a amar y queriendo hacerlo, estamos aprendiendo a vivir realmente y estamos aprovechando el paso por el mundo, nuestra estadía en el tiempo, y no quedamos ahogados en el mundo y sus preocupaciones.

 Si nos vemos ahogados, sofocados, es porque nos estamos hundiendo de preocupación y egoísmo, nos estamos perdiendo en nosotros mismos, esta expirando nuestra vida eterna, carecemos de espíritu, aunque no lo comprendemos porque continuamos existiendo o pasando por el mundo.

 Considerar que los demonios son mas inteligentes que nosotros y conocen mas que todos nosotros juntos, sin embargo, están en el infierno, no viven, no ven a Dios, porque no quisieron amar, y es en el estado en el que nos hallamos ahora, no amamos, no queremos amar, pero, estamos llenos de orgullo y amor propio, hinchados, que reventamos, hartos de adorarnos y conformarnos, por lo que, si seguimos existiendo en el mundo como demonios, es lo que seremos toda la eternidad, tenemos que aprender que estamos o pasamos por el mundo para amar, para generar vida, voluntad de amar.

 Adolecemos de inmadurez espiritual, tenemos que desarrollar, generar y hacer crecer un espíritu de amor, una verdadera y firme voluntad de amar, pues lo que estamos gestando en el interior es la voluntad de ser amados, un espíritu impuro, orgulloso, un demonio, pues satanás es el que quiso ser adorado, y como nene caprichoso, no habiéndolo obtenido, se rebelo contra Dios y salió a reclamar a todos  la satisfacción de su capricho-ambición.

 Considerar que estamos ajenos, ignorantes, somos desconocedores de las realidades espirituales, y son si embargo, las que determinan las realidades materiales, porque siempre primero es el espíritu y lo espiritual, luego, lo material es su efecto o expresión, manifestación en el mundo.

 Desconocemos e ignoramos el hecho de que los demonios, una vez caídos, precipitados del Cielo por su rebeldía y guerra contra los Ángeles Buenos, si bien fueron precipitados al infierno, su reino, pueden salir y se cuelgan en el mundo, se adhieren como sanguijuelas a las almas reclamando ser amados, adorados, tomados en cuenta, son parásitos que llevamos encima sin saber, sin notar, que nos roban la vida, y de ese robo de vida que padecemos, es que sufrimos la inclinación a los vicios, a buscar desesperadamente satisfacción, consuelo, alivio.

 Colgados de nosotros, del alma, no solo nos roban vida generando vacío-muerte, sino que nos manipulan, usan, dirigen nuestra vida, determinan nuestra existencia, realizan un control mental y lo hacen para servirse, satisfacerse ellos de nosotros, y del mundo por medio nuestro, y ni siquiera lo notamos, pues nos dejamos convencer y creemos que somos dioses, como lo dijo la serpiente a Eva en el principio, en el génesis, en el pecado original.

 Nos creemos las mentiras que los demonios nos sugieren en el pensamiento y nos dedicamos a buscar adoración y les permitimos que manipulen nuestra vida, que dispongan de nosotros, y no vemos que esa adoración que reclamamos suponiendo que nos satisfacerá a nosotros, en realidad va a parar a ellos que en el fondo de nuestro abismo existencial se hallan robándonos o succionándonos la vida y por medio nuestro a otros, `poniéndonos a su servicio para eso.

 Notar que los demonios hacen espiritualmente lo que los gobernantes en el mundo, robar, vivir como sanguijuelas, saquear, esclavizar, someter, etc., y esto es mas grave que los cerdos del mundo hacen, y es esto la razón por la que hay tales cerdos reinando en el mundo, porque espiritualmente la degradación ha llegado a ser tal que satanás reina-impera sobre la humanidad para hacerse adorar y servir como si fuese un dios, mientras que es un muerto que quiere adoración, satisfacción, que devora la vida de todos.

 Comprender acá la necesidad de volver personal y generalmente a Dios, a Su Reino-Vida-Presencia, de empezar a buscar a Dios y a obedecerlo para permitirle a Él Que Es La Luz y La Vida, Reinar, Estar, para Que Él venza a los enemigos espirituales que nos dominan y esclavizan tanto personal como generalmente.

 Cada uno tiene la responsabilidad de buscar a Dios-Vida-Verdad, de colaborar en la Revelación del Señor, en su Venida o Vuelta al mundo, renunciando a la mentira, al orgullo, a la presunción, venciendo a los enemigos espirituales en su casa-vida-corazón, y luego, colaborando para que así sea también en el mundo para beneficio de todos, pues si el espíritu es mas importante que la materia, ésta caridad para el espíritu, también es mas importante que la material.

 Recordar que dijo El Señor que estamos con Él o contra Él, así es que, todo el que no lo busca, no lo obedece por mas que haya estudiado sobre Dios, lo obedece el que busca Su Voluntad y colabora en Que se Haga y en Que Triunfe en su vida, por ello, todo el que no busca al Señor y no lo obedece, colabora consciente o inconscientemente con el adversario, porque se entrega a los vicios, al orgullo, se hunde en sí, y desea ser amado con y como el enemigo, degradándose espiritualmente aunque triunfe materialmente, y no solo se corrompe, sino que tienta y corrompe a otros, a los que engaña y devora o les quita vida al demandarles adoración.

 Mas allá de las guerras fratricidas de estos tiempos, el verdadero combate que debemos librar es espiritual, lo que implica empezar a buscar La Verdad, la Revelación de Dios, abandonar las tinieblas, confusión, engaño, mentira, ignorancia, la muerte, el creerse dueños y señores, cuando en realidad somos esclavos de nosotros y del miedo, y por medio de éste, del adversario y de la muerte. No hay que colaborar mas con el adversario que sabe muy bien aquello de ‘divide y reinarás’, porque así es como logra que nos preocupemos por nosotros y por aplastar a otros, por hacernos amar y por olvidarnos de amar y de obedecer a Dios.

........................

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...