miércoles, 24 de abril de 2013

39.- FE SENCILLA



39.- FE SENCILLA

 Hemos abandonado la vida verdaderamente espiritual por convertirla en una humana espiritualidad, la que acaba siendo un culto a la humanidad, humanismo, no considerando que, ‘humanismo’, es otro nombre para, ‘satanismo’, pues los mismos satanistas, ocultista, etc., cuando decidieron avanzar directamente sobre el mundo, no se presentaron tal cual son, nadie los hubiese aceptado, sino que, obrando como el adversario al que adoran, disimularon lo que son, y el nombre que eligieron para su fraude fue, ‘humanismo’, debido a que parece bueno lo que es malo.

 El humanismo es el culto a sí mismo, a la imagen, a la personalidad, y ha infestado no solo la vida común, diaria en el mundo, sino las mismas religiones, pues, como todo lo que ofrece el adversario, parece bueno, necesario, justo, conveniente, pero en realidad es peste, veneno, corrupción, rebeldía a Dios, amor propio, miedo, preocupación por sí.

 Notar como se ha cambiado la Fe Verdadera y simple, aquella que es en Dios, en El Señor, en Su Amor, reemplazándola por la confianza en sí mismo, cosa que se difunde y enseña en todo el mundo, así como en las religiones, y en la tan difundida y promocionada, ‘new age’.

 La confianza en sí mismo parece buena, conveniente, justa, necesaria, pero, es la mas clara expresión del miedo, de la preocupación por sí mismo, de la incapacidad voluntaria de confiar en Dios. La persona que tiene miedo, que se preocupa por sí y por ello se hunde y solo piensa en sí misma, no quiere confiar en Dios, sino que, débil e insegura, quiere confiar en sí, por ello lo que ofrece el enemigo, la confianza en sí, es lo mas difundido, usado y enseñado, no viendo que de esta manea es que el enemigo avanza en todo y en todos.

 Queremos por miedo y orgullo creer que somos capaces de cualquier cosa, no queremos aceptar nuestra humana incapacidad, la disimulamos, ocultamos, negamos, de manera que nos desesperamos por demostrar capacidad, aptitud, etc., construyendo una imagen atrayente, seductora, y tratamos de demostrar las supuestas aptitudes, capacidades, entonces nos desesperamos por hacernos ver, notar, y es así que vivimos egoísta y miedosamente encerrados en nosotros, pensando en nosotros mismos y para hacernos ver-amar-aceptar-adorar.

 Ahí es que la confianza en sí, se exacerba, exagera y cada uno se vuelve fanático de sí mismo, se desespera rindiéndose culto, rindiéndole culto a su personalidad, a la imagen que construye de sí, nos volvemos fanáticos de nosotros mismos, y por ello, aunque hablemos de Dios todo el tiempo, no lo vemos, ni lo conocemos, porque no levantamos la cabeza-mirada-pensamiento, estamos obsesivamente hundidos en nosotros mismos.

 Queremos creer que todo depende de nosotros, porque queremos creer que lo podemos todo, y esto es miedo, preocupación por sí, y es así como tratamos de construir esto o llevarlo a la realidad, es decir, queremos sujetar todo y a todos, incluso a Dios, a nuestro capricho-voluntad, no viendo como nos convertimos en abominablemente soberbios y engreídos que se mienten a sí para tranquilizarse, para acallar el mido.

 No vemos, porque no queremos ver, que le estamos dando poder sobre nosotros al miedo, que nos llenamos de preocupación y que acabamos hundidos-perdidos en nosotros mismos, no vemos que generamos el mismo miedo que nos ahoga, no lo queremos escuchar, porque no queremos prestar atención a Dios, sino que estamos envueltos en la locura y consumidos por la ansiedad queriendo mantener el control y aumentar el poder sobre todo y todos buscando falsa seguridad de creer que todo nos responde y esta sujeto.

 No queremos confiar en Dios, queremos confiar en nosotros, y con el miedo, la preocupación, tenemos la excusa para hacerlo, y es ahí donde decimos tener fe, pero, donde el enemigo nos atrapa, porque busca con qué asustarnos, preocuparnos, angustiarnos, con qué lograr que pensemos en nosotros, para que insistamos mas y mas con la confianza en nosotros mismos, e incluso, para que lleguemos hasta a pelear contra Dios queriéndolo vencer e imponerle que nos obedezca a nosotros mientras que decimos tener fe solo porque nos dirigimos a Él.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...