jueves, 25 de abril de 2013

43.- LA BESTIA QUE SURGE DEL MAR



43.- LA BESTIA QUE SURGE DEL MAR

 No solo el adversario junto con sus demonios se oponen a que amemos, a que demos gratuitamente, generosamente, a que prestemos atención a Dios y lo obedezcamos olvidándonos de nosotros, debido a que el reino del perverso, esta ahí, en la preocupación por sí.

 Sube del abismo, como lo dice el Apocalipsis, una bestia, o mas bien, del mar, es decir, de nuestro miedo y desconfianza, de la falta de Fe en Dios, del cúmulo de vicios y perversiones, de la misma corrupción, es esa bestia deforme en la que nos convertimos, miedosa, instintiva, viciosa y que solo desea satisfacción.

 Acá pensar en lo que ocurrió con esaú, prefirió las lentejas, despreció la Bendición de Dios, la herencia paterna, de Vida, el Don del espíritu, eligió lo material y terreno, preocuparse por sí mismo antes de pensar en dios considerando que todo lo demás es secundario y que Dios lo da por añadidura como dijo El Señor.

 Preocupándonos por nosotros mismos, generamos un ser bestial, vicioso, corrupto, miedoso, lleno de vicios, de los siete vicios capitales, algo negro, oscuro, que parece no estar, pero, que desde las sombras nos manipula, domina, porque nos inclina a que le demos satisfacción, que le demos el gusto, que es donde crece, pesa y mas nos domina e impone aplastándonos como behemot, el hipopótamo.

 Es la consecuencia interior de la falta de Fe en Dios, es la bestialidad o deformidad del hombre cuando no ama, no obedece, no se educa, es el ser animal, bajo, instintivo, la bestia que surge y en la que nos convertimos mientras nos desesperamos por ser y hacer en el mundo, por lograr ser vistos, amados, adorados, debido a que anulamos toda espiritualidad.

 El espíritu es lo que da vida y embellece, y si solo nos dedicamos al mundo y a lo que es de éste, llevando una existencia terrenal, material, racional, humanista, llegamos a ser una exageración de nosotros mismos, seres bestiales insaciables, pues tenemos un vacío interior que fermenta en miles de vicios que claman satisfacción y a los que alimentamos suponiendo que así nos liberamos de su acoso, no viendo que es así como crecen esos malditos gusanos haciéndonos padecer mas, ya que son como los perros que no se enfrentan, ladran mas fuerte.

 Llegamos a convertirnos en bestias insaciables plagadas de vicios que ocultamos, disimulamos, pero, que la final, se hacen evidentes porque acaban por dominarnos. Tales vicios pueden ser en el cuerpo como drogas, bebida, sexo, comida, etc., también pueden ser en el alma como el culto a la razón o a algunas virtudes humanas que son vicios disimulados y solo celebrados y reconocidos en el mundo de tinieblas, así como también pueden ser vicios en el espíritu como el culto a la personalidad, le orgullo, el amor propio, etc.

 Llegamos a ser bestiales, deformes, porque seguimos teniendo el vacío o ausencia de Dios en nosotros, así es que no hay nada que nos conforme, sacie, alivie, consuele, entonces, tomamos cualquier cosa que en principio nos resulte gustosa, y a eso nos dedicamos hasta reventar, enloquecer, volvernos excéntricos, etc.

 Haciendo lo que se nos ocurre, viene en ganas, siempre va a tomarnos el adversario de esa rebeldía a Dios como de un collar o correa para hundirnos, sumergirnos y perdernos en el mundo, para convencernos de que es bueno dedicarse a sí mismo, porque es bueno y conveniente para él, para su reino-dominio que crece o aumenta en y sobre nosotros.

 Considerar que es como los políticos el enemigo, nos quiere convencer de que nos conviene aquello que en realidad nos lleva a la ruina, solo porque a él le conviene y es lo que él ambiciona, es su venganza, la satisfacción de su capricho.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...