jueves, 25 de abril de 2013

45.- LA ESTATUA DEL APOCALIPSIS



45.- LA ESTATUA DEL APOCALIPSIS

 Mientras no amemos a Dios en Verdad, mientras no lo aceptemos y no entremos en verdadera comunión con Él, vamos a seguir padeciendo el vacío y la desolación interior, donde va a poder seguir metiéndose, colándose, el adversario, para decir sus mentiras y tratar de acrecentar su dominio, imperio, presencia en nosotros.

 Vamos a seguir teniendo miedo, nos vamos a seguir preocupando por nosotros irremediablemente, y por ello, vamos a seguir volviéndonos mas y mas caprichosos, tercos, orgullosos, testarudos, con todo lo que ello implica, es decir, pelear o rivalizar contra Dios queriéndolo vencer, pelear contra todos, padecer angustia, miedo, desolación, histeria, ansiedad, desesperación, etc., todo lo que es signo o efecto de la falta-ausencia de Dios.

 Queremos estar dedicados a nosotros, y eso es lo que hacemos, ni aunque Dios se sometiera le prestaríamos atención, creeríamos en Él o confiaríamos, simplemente porque no nos interesa, no lo queremos, somos unos desamorados, solo nos preocupamos o interesamos hasta el hartazgo enfermizo por lograr ser amados-dorados nosotros mismos.

 Ese culto enfermizo-miedoso, obsesivo, desesperado, y angustiado a sí mismo, es lo que genera la imagen o estatua descrita en el Apocalipsis, que es el ‘yo’, el orgullo mismo, el miedo, el amor propio, el deseo de adoración, la nada que hay en nosotros, la ausencia de Dios, de Vida, o sea, en definitiva, la misma muerte, un agujero negro en el interior que nos demanda-exige satisfacción y nos arrastra a la egolatría.

 Lo terrible de esto es que nos hundimos en nosotros, nos succiona, no podemos zafar de su atracción, es como la fuerza de gravedad, no podemos despegarnos, no podeos dejar de pensar obsesivamente en nosotros mismos hasta acabar perdidos dentro de nosotros, devorados, reducidos a nada, vueltos unos histéricos desesperados, obsesionados, totalmente desmoronados por la nada en la que nos hemos convertido.

 Dios Es Todo, y Dios Es Amor, pero, no queremos amar, no queremos perdonar, nos obsesionamos no solo por meternos en nuestro agujero-abismo y perdernos dentro de nosotros mismos y a merced de lo que somos, sino que reclamamos a otros adoración, queriéndolos meter también en nuestro abismo, hacerlos víctimas de nuestro vacío o desolación, de la falta de amor y de voluntad de amar.

 Como no dejamos a Dios libre, no somos libres, tenemos un dios falso, sujeto, un ídolo, al anticristo mismo, un falso salador hecho a medida y dedicado a lo que nosotros queremos, nos interesa o preocupa, así es que al Dios Vivo y Verdadero, lo dejamos de lado, convirtiéndonos en nuestro propio dios, salvador, señor, etc., dado que, aunque hablemos de Dios, no lo aceptamos, no lo dejamos Que Se Revele, Que Él Haga Su Voluntad en nosotros, no lo amamos por sobre nosotros, y por ello, seguimos vacíos, no lo tenemos.

 El vacío-ausencia de Dios en nuestra vida, lo llenamos con falsedades, mentiras, nos engañamos, tenemos un dios falso sujeto a nuestros caprichos, limitado a nuestros miedos, dedicado a adorarnos, conformarnos, y esa es la causa por la que no crecemos, no evolucionamos, no maduramos espiritualmente, sino que nos estancamos y ahí nos pudrimos en vida auto-consumiéndonos, y exponiéndonos a los enemigos espirituales que aprovechan a devorarnos en la ausencia de Dios que provocamos al rechazar Su Voluntad y no querer obedecerlo.

 El anticristo, es otro significado oculto en la imagen o estatua, y es muchas cosas, a nivel personal, es ese mismo amor propio que surge en nosotros y que finge salvarnos, dedicarse a nosotros, protegernos, etc., y a nivel general, es el emergente gobierno mundial que finge salvar al mundo de la crisis económica provocada por los mismos bancos, dado que así es como se apropian de todo, como lo hicieron con el fraude de las deudas externas para empobrecer a otros países antaño.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...