domingo, 28 de abril de 2013

55.- TERCERA GUERRA MUNDIAL



55.- TERCERA GUERRA MUNDIAL

 Debemos considerar que estamos en medio de una verdadera guerra, y no material que recién comienza, y, por mas horrenda que sea, estamos en sus escaramuzas o es el preludio, la verdadera guerra es espiritual, de entidad tal que solo es comparable a aquella que hubo en El cielo en el principio de la Creación.

 El motivo es que estamos ante una nueva Creación, y otra vez, satanás se ha sublevado, rebelado contra Dios, intentando asumir el control, imponer su régimen revolucionario, subversivo, traidor, donde solo piensa en él mismo y en la satisfacción de sus caprichos y ambiciones.

 El problema, es que al tratarse de una Verdadera Guerra Espiritual, no somos muy conscientes de lo que esta ocurriendo, y, desgraciadamente, en forma consciente o inconsciente, estamos colaborando mas con el enemigo que quiere nuestra perdición, que con Dios que Es Quién Quiere Nuestra Salvación, El Bien Verdadero y Eterno.

 Apenas comprendemos las cosas de la tierra, y no queremos escuchar al Señor cuando nos habla de ellas, menos vamos a comprender de las del Cielo, así es que tenemos que, primero, rebajar un poco el orgullo, deponer la soberbia y empezar a prestar atención al Señor, Que Es El Salvador, Que Es El Señor Verdaderamente, El Hijo de Dios y considerar que ya no somos niños, Él nos quiere tomar en cuenta para nuestro propio y Verdadero Bien, pero ello implica maduración.

 Cuando se trata del bien de los hijos, un Padre toma en cuenta lo que éstos quieren, pero, como Padre, decide y hace lo que es mas conveniente para ellos mientras son pequeños, cuando ya crecen, su voz tiene peso, es como decir que participan en la asamblea, pero, no como espectadores, sino con voz y voto, pero, tal cosa sucede si hay una verdadera madurez espiritual.

 En el espíritu, no se crece como en lo material, por el mero transcurso del tiempo, sino que se crece por crecer en el amor a Dios, a sí y al prójimo, por ello es que todavía estamos estancados en un infantilismo caprichoso espiritual queriendo ser odios y obedecidos pero, sin estar verdaderamente dispuestos a obedecer, ni siquiera tratándose de nuestro bien.

 Lo que es peor en este situación, es que somos y queremos ser caprichosos, rebeldes y hacer lo que se nos viene en ganas, no se ha querido escucha la Voz del Señor, de manera que la situación es grave, estamos ante grandes peligros queridos por nuestros enemigos espirituales que desde el principio se esfuerzan por nuestra ruina, y por aquellos dementes ambiciosos y corruptos que en el mundo han querido colaborar con ellos, y lo siguen haciendo.

 Debemos considerar siempre, absolutamente siempre, que primero es la realidad espiritual, luego la material, ésta es reflejo, imagen, resultado, efecto, de la espiritual, así s que siempre primero debemos resolver la gestión espiritual, para que luego cambie lo material, terreno, mundano, nunca al revés, pues sino solo es un cambio de imagen, máscara, apariencias, algo superficial y sin valor real.

 Una vez entendido, comprendido lo anterior, ver que estamos a punto de una nueva guerra mundial, la que es mejor que no llegue a concretarse, pues sería peor que las dos anteriores juntas, porque siempre ocurrió lo miso, cada nueva guerra es peor que la anterior.

 Hay personas muy ambiciosas, excitadas por el oro, desesperadas por el poder, que solo quieren petróleo, control mundial, y que hacen todo lo posible para que haya una guerra, así es que, delirantes dictadores disfrazados de gobernantes legítimos, están llevando el mundo a una verdadera guerra, como el residente de estados unidos, aunque lo disfracen de pacifista y le regalen el Nóbel de la paz, quiere guerra, busca guerra y responde a intereses oscuros que quieren que haya guerra, lo que es peligroso para todos.

 Esto es así porque espiritualmente hay una verdadera guerra, y la guerra material, es efecto de ésta, primero hay que ganar la batalla espiritual, para que, luego pueda evitarse una guerra material, terrena, que sería destroza, como toda guerra, pero, ésta vez de alcance global.

 Cada uno en sí mismo debe vencer a los enemigos espirituales colaborando así en la batalla espiritual y no dejándose usar, manipular, emplear como títere por el enemigo, así es como ayudamos-servimos a la humanidad, y es la mejor cariad que podemos hacer, ya que es caridad espiritual, para los espíritus.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...