domingo, 28 de abril de 2013

59.-ROBAMOS PARA LA CORONA, SI NOS HACEMOS ADORAR



59.-ROBAMOS PARA LA CORONA, SI NOS HACEMOS ADORAR

 ‘¿Nadie me va a mirar a mí?, ¿nadie se va a preocupar por mí?, ¿Nadie me va a tomar en cuenta?’, se preguntó en su orgullo lleno de miedo y preocupación por sí el enemigo, ahí se ahogó en miedo y desesperación deseando ser visto, adorado y queriendo ser obedecido.

 No vio, no quiso ver, no quiso entender que en realidad, había fermentando en su interior orgullo, amor propio, un vacío, una falta de amor a Dios, estaba viéndose, conociéndose a sí miso y debía ahí, tener humildad, reconocerse necesitado de Dios y amarlo, aceptarlo, obedecerlo, cosa que no hizo, sino que, celoso de sí reclamó a dios adoración, quiso llenar su vacío haciéndose adorar.

 El error del enemigo, es el nuestro, todos estamos vacíos, nacemos sin Dios, sin amor, porque justamente, la prueba consiste en elegirlo, en amar, en desarrollar un corazón, en querer amar, querer renunciar a sí mismo, generando una voluntad de amar, llenándonos así con amor, porque es la única manera de que haya Vida, de Que Dios esté en nosotros, porque Él Es Amor y Voluntad de Amar.

 Notar como llenos de miedo, preocupación, dominados por el mismo vaico, queremos llenarnos como nenes celosos y preocupados por sí, haciéndonos adorar, queriendo y exigiendo ser servidos, deseando ser tomados en cuenta, odiando a quienes no nos satisfacen en el orgullo, y no es así como nos vamos a librar del vacío o llenar de amor, sino que es así como nos vaciamos mas y como nos suicidamos espiritualmente, porque despreciamos a Dios-Vida-Verdad.

 El peor enemigo lo tenemos adentro, es un maldito traidor, es el miedo, la preocupación por sí, el vacío, la falta misma de amor y de voluntad de amar, ese deseo desesperante de ser adorados, obedecidos, tomados en cuenta, es la muerte que hay dentro, porque es lo que nos domina, somete, y es lo que nos pone a entera disposición de los caprichos infernales.

 Esto es así aunque no lo queramos, simplemente porque tenemos rebeldía contra Dios, desamor, miedo, preocupación, etc., y de ahí para abajo todos los vicios, tenemos el espíritu del enemigo, a satanás adentro y nos estamos convirtiendo en demonios, mientras que, orgullosos, acusamos a otros de viciosos, peligrosos, desamorados, egoístas, preocupados por sí, etc., mientras que no somos mejores, sino peores, e incluso, como el mismo adversario.

 Si verdaderamente queremos participar en el combate espiritual ante el que nos encontramos y estar del lado de los buenos, o al menos de los que, a la larga van a ganar, evidentemente, no podemos ser como satanás, ni tenerlo adentro, no podemos combatirlo si lo dejamos que nos domine interiormente, si tenemos a judas como rey, dueño, señor, dictador gobernándonos, debemos vencer el miedo, la preocupación por sí, el orgullo, el amor propio, el deseo angustiante y desesperante de ser adorados, y es ahí donde vencemos a satanás, renunciando a nosotros mismos en el mundo, aprendiendo a recibir y a obedecer a Dios, amando, no haciéndonos amar-adorar.

 Considerar que el enemigo quiere adoración para su mismo vacío-orgullo-delirio, para su mentira, engaño-muerte, para la falta de amor que quiso tener, aquello que dice ser y que no es, y en realidad, acaba por ser un esclavo de eso, de su egoísmo, porque reclama adoración para su muerte-capricho-fantasía, pide que esa deformidad que surgió en él y en la que se convirtió, sea apreciada, aceptada, adorada.

 Notar que se ha convertido en un esclavo de su orgullo, que pasó a existir solo para complacerlo y satisfacerlo en sus ambiciones, no puede, porque no quiso, ser libre de sí, de su vacío, solo se mira-contempla a sí mismo, y se miente-engaña, se adula, se dice lo que desea escuchar, haciéndose así mas y mas esclavo de sus delirios, acrecentando su fantasía, pues a cada instante, necesita mas mentiras para convencerse-llenarse-aliviarse-conformarse.

 El problema es que no somos diferentes, no queremos ser librados por La Luz Verdadera, por El Señor, por la Revelación de Su Palabra Viva, Alimento Espiritual Real, preferimos seguir diciendo y decidiendo lo que s verdad y lo que no, porque no queremos confiar en Él, tratamos de seguir valiéndonos por cuenta propia, porque no queremos confiar en Dios, no queremos amarlo, obedecerlo, y es así como nos enredamos en nosotros mismos, nos ahogamos en el propio vacío y quedamos a merced de la desolación, de la ausencia de Dios que generamos en el interior, de ese vacío que clama satisfacción, adoración, mientras nos negamos rotundamente a amar.

 Así es como seguimos vacíos, desolados, sin hacer lo que debemos , y por ello, esclavos del miedo, preocupados, desesperados, angustiados, temiendo ser depreciados y desesperándonos por lograr ser adorados, no viendo que entramos en una locura infernal que nos pierde, desapropia, esclaviza y somete al adversario, nos pone a su servicio suponiendo que es en nuestro favor que reclamamos adoración, no queriendo ver que por el agujero de la egolatría, va a su agujero-abismo eterno, robamos para la corona, para el enemigo cuando nos hacemos adorar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...