domingo, 14 de abril de 2013

6.- EL CAMINO



6.- EL CAMINO

 El Camino es simple, es el de siempre, se trata de seguir al Señor, hacer lo que Él dijo, pidió, enseñó.

 Éste seguir al Señor, no es hacer lo que Él hizo, porque ahí es donde nos volvemos una imitación, falsificación, nos convertimos en hipócritas, impostores, embusteros que incluso, están plenamente convencidos de hacer bien y realizar lo bueno.

 Seguir al Señor como Él lo pidió, renunciando a nosotros mismos, es prestarle atención, dedicarse a discernir Su Voluntad estando dispuestos a renunciar a la nuestra para seguirlo en la manera en la Que Él quiera intervenir, Pasar, Revelarse, Hacerse Presente, darse a conocer.

 Esto implica oración, la oración es excluyente, sin orar, es imposible seguir al Señor, y todo lo que hacemos por cuenta propia, lejos de ser verdadero seguimiento del Señor, acaba convirtiéndose en obstáculo, barrera, el motivo por el que lo estamos despreciando, rechazando y nos estamos eligiendo a nosotros mismos, nuestra voluntad, la de otros, el mundo o del adversario.

 Tenemos que aprender a orar, a obedecer al Señor, porque podemos engañarnos y al final, sorprendernos como Él mismo lo dijo, pues llamándolo tres veces ‘Señor’, no vamos a conseguir entra en el Reino, sino obedeciéndolo, colaborando en Que Se Haga Su Voluntad en nuestra en nuestra vida, es decir, permitiéndole a Él tener Vida, hacer Su Vida en nosotros.

 Esta es la razón por la que dijo, y en el Evangelio Según San Juan se encuentra, que El Padre y Él irían a formar Su Morada en aquella alma que observare su Mandamiento, y su mandamiento es el mismo de siempre, el del principio mismo y que se halla en el libro del génesis, Obedecer a Dios.

 Esa es la esencia, de una manera o de otra, siempre se trata de lo mismo, obedecer a Dios, porque Él nos va Revelando Su Voluntad, Que Es Su Hijo, La Palabra, La Luz, y si seguimos esa Luz en medio de las tinieblas de los tiempos, vamos por El Camino Que Dios nos Ha Señalado, y es así como vencemos a los enemigos espirituales y realizamos una purificación interior en la que vamos creciendo en El Amor.

 El que hace lo que quiere, es caprichoso, aun suponiendo que es lo mejor o mas conveniente, es un orgulloso miedoso y solo preocupado por sí que quiere creer y hacer creer a todos, incluso a Dios, que sabe, puede, etc., un verdadero cobarde que es incapaz de confiar en Dios y de creer en Su Amor.

 El Camino es simple, Es Obediencia a Dios, y a Dios se lo Obedece si se le presta atención, si se discierne Su Voluntad, para colabora en Que Se Haga y en Que Triunfe.

 Debemos reconocer que no somos capaces de responder a Dios por nosotros mismos, si lo tratamos de hacer, aunque digamos tener buena voluntad y ser muy capaces, estamos siendo mentirosos y estamos diciendo que El Señor miente, pues esta escrito que Él dijo, “Sin Mí, nada pueden”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...