jueves, 10 de octubre de 2013

421.- EL COMBATE ESPIRITUAL, ¿EN QUÉ CONSISTE EN ESTOS TIEMPOS?



421.- EL COMBATE ESPIRITUAL, ¿EN QUÉ CONSISTE EN ESTOS TIEMPOS?

 Pecado original de la religión es fingir amar a Dios cuando no se le presta atención, cuando se le niega la posibilidad de Revelación, cuando las almas solo cuidan las apariencias mientras se dedican a hacerse ver, notar, adorar y obedecer, o peor, cuando se empeñan en acumular poder, oro, dinero, prestigio, etc.

 Es un pecado original porque se prescinde de Dios mientras se finge seguirlo, servirlo, atenderlo, prestarle atención, obedecerlo, etc., o sea, mientras se cultiva la hipocresía y practica la egolatría, cosas que separan a las almas de Dios.

 Lo primero y esencial es buscar a Dios, colaborar en Su Revelación, porque así es como favoreceos Su Vuelta-Venida, pero, si no lo queremos buscar, si hacemos lo que se nos ocurre o viene en ganas y llamamos a eso ‘religión’, somos unos embusteros hipócritas que nos engañamos a nosotros mismos, y que después pretenden hacer lo mismo con Dios y con todos.

 Notar que, en el principio de su misión o Vida Pública, El Señor enfrentó a los enemigos espirituales con el desierto, el ayuno y la oración, ahí venció a satanás y los demonios, el mundo y la carne entre otros. Al final de su misión o Vida Pública, volvió a enfrentarse a los enemigos espirituales en forma directa, y lo hizo en la agonía del Huerto de los Olivos.

 En ambos combates El Señor los venció, pero de manera diferente significando como evolucionaría el combate espiritual a través de los tiempos.

 Esto se ve reflejado en la historia, notar que los primeros cristianos vencían a los demonios como El Señor, en el desierto, con ayuno, penitencia y oración.

 Ahora nos hallamos al fin de los tiempos donde debemos abrir las puertas al Señor para el comienzo del tiempo nuevo, el tiempo de Su Revelación-Vuelta-Venida, y el combate de estos momentos es análogo al del final de su Vida Pública y comienzo de La Pasión, o sea, como en el Huerto de los Olivos.

 Tal combate espiritual es intensísimo, mas grave y difícil, pues en tres horas tuvo condensado El Señor un enfrentamiento análogo al de los cuarenta días del desierto.

 El combate espiritual en estos tiempos consiste en obrar como El Señor en el Huerto de los Olivos, es decir, en renunciar a la propia voluntad ofreciéndola como Santo Sacrificio de Salvación a Dios, aceptando Su Voluntad y colaborando de esta manera en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Esto no anula el ayuno, el desierto ni la oración y la limosna, al contrario, estas cosas no caen en desuso, son herramientas necesarias para llegar a discernir la Voluntad de Dios y para colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Comprender la diferencia, no basta con vencer a los enemigos espirituales, es necesario obedecer a Dios, porque si vencemos a los enemigos espirituales y no obedecemos a Dios, no somos diferentes, somos como ellos, rebeldes a Dios, orgullosos, miedosos que se preocupan por sí mismos y se adoran a sí deseando ser adorados por otros.

 Simplemente considerar al respecto las Palabras del Señor en combate del Huerto de los Olivos, “Padre, que pase de Mí esta copa, pero, Que no Se Haga Mi Voluntad, sino Tu Voluntad”.

 Podemos estar muy orgullosos y satisfechos de lo que hacemos y llamar a eso ‘religión’, ‘culto a Dios’, ‘espiritualidad’, pero si no libramos el verdadero combate espiritual, es hipocresía. Librar el verdadero combate espiritual consiste en renunciar a la propia voluntad ofreciéndola como Santo Sacrificio de Amor a Dios para Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad en nuestra vida.

 Podemos estar muy orgullosos y satisfechos de vencer a los demonios, el mundo y la carne, pero si no renunciamos a la propia voluntad para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad de Dios en nuestra vida, tenemos a satanás adentro y estamos completamente dominados. Tenemos a satanás adentro porque continuamos siendo rebeldes contra Dios.

Leer:













No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...