lunes, 14 de octubre de 2013

430.- ENREDADOS EN LA PROPIA MENTIRA



430.- ENREDADOS EN LA PROPIA MENTIRA

 No somos fieles a Dios, lo ignoramos, menos preciamos, dejamos de lado, llenos de orgullo y presunción estamos encerrados en la montaña del delirio, acumulando amor propio, generando un vacío insoportable del que somos víctimas-cómplices.

 Somos fieles a nosotros mismos, no queremos dejar de prestarnos atención, de pensar en nosotros, de dedicarnos a nosotros mismos, por ello continua y obsesivamente con desesperación siempre creciente buscamos satisfacernos, conformarnos, saciarnos, etc.

 Incluso hay quienes dicen amar a Dios, seguir al Señor, servirlo, etc., pero jamás han levantado los ojos de sí mismos, nunca han dejado de pensar en sí, por ello permanecen postrados en su abismal olvido real de Dios construyendo máscaras-apariencias donde fingen hipócritamente amar y servir a Dios.

 Ahí se engañan hasta a sí mismos, pues creen las mentiras que dicen, volviéndose por ello consumadamente hipócritas.

 Quien no hace un verdadero esfuerzo por buscar a Dios, por discernir Su Voluntad y por renunciar a la propia ofreciéndola en Santo Sacrificio a Dios para Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad, no se ha despagado de sí mismo, no ha levantado la cabeza, no mira a Dios, finge hacerlo, dice hacerlo y hasta cree hacerlo, pero en verdad no lo hace, y por ello no ve a Dios.

 Si no ve a Dios, ¿A quién ve cuando dice que lo mira?, ¿A quién tiene cuando dice que le pertenece?, evidentemente que al dios falso, a satanás haciéndose pasar por Dios para saciar su ego-orgullo, para satisfacer su ambición y conformar sus caprichos, dándole rienda suelta a su creatividad para lograr saciar su sed insoportable de ser adorado.

 No realizamos una verdadera consagración-dedicación a Dios, solo nos consagramos a nosotros mismos, a los delirios, a la imaginación, pus suponemos que es lo que Dios quiere, o a veces ni es lo, solo miramos lo que nosotros queremos hacer y eso le imponemos caprichosamente a Dios.

 Así es como fingimos amarlo, como decimos que lo hacemos y hasta como creemos que efectivamente lo estamos realizando, pero en verdad, es así como continuamos rindiéndonos culto a nosotros mismos, a la propia imagen-personalidad, eso que hacemos para obtener ser adorados, mirados, obedecidos, servidos, etc.

 Creemos que por saber algo sobre Dios, o por hacer algo y decir que es por y para Él, dios nos pertenece, nada mas alejado de la realidad, Dios Es Dios, Él Es Dios, mientras que la verdad es que estamos sumergidos en un pestilente, repulsivo y hediondo abismo de orgullo y egolatría infernal donde permanecemos alienados, ajenos a la realidad, encapsulados en los delirios propios defendiéndolos como si de algo bueno se tratase.

 No nos hemos despegado de nosotros, no nos soltamos, no nos des-apegamos de nosotros mismos, y es porque estamos sumergidos, aplastados, desplomados, hundidos, y por ello nos apegamos irremediablemente como libro que se cierra.

 No nos damos a Dios verdaderamente, no nos entregamos, entonces, no lo amamos en verdad, solo fingimos hacerlo, y mentimos tanto que acabamos enredados en la mentira, llegamos estar prisioneros de ésta, nos domina, somete y nos miente a nosotros llegando por ello a ser orgullosos.

 Si no nos damos en verdad a Dios, no lo amamos en verdad, entonces, padecemos las consecuencias de su ausencia, estamos hundidos y perdidos en nosotros mismos a merced de la propia mentira, engañados, dominados y sometidos por ésta que nos entrega-consagra a satanás.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...