miércoles, 23 de octubre de 2013

453.- ¿ES IMPORTANTE LO QUE DIOS NOS PIDE?



453.- ¿ES IMPORTANTE LO QUE DIOS NOS PIDE?

 Una resistencia u oposición a Dios, por mas insignificante que sea, provoca que nos entreguemos al adversario, que le abramos la puerta y éste pueda acceder, penetrar y meterse en nuestra vida.

 Tal infiltración satánica es sutil y disimulada, o la vemos, advertimos, notamos, incluso hasta creemos que obramos bien en ese aspecto de nuestra vida, o que lo hacemos por y para nuestro bien.

 A veces lo que Dios quiere carece de importancia en sí, es un mero cambio o una simple modificación, lo importante como siempre es la esencia, los hechos, porque Dios busca esa renuncia, negación a sí mismo en la que liberarnos.

 Es necesario renunciar a sí para llegar a ser realmente libres, debemos morir a nosotros mismos, a ese querer prevalecer en nuestra vida y el constante deseo de determinar los acontecimientos, pues somos realmente ignorantes respecto de lo que es realmente la vida, entonces, si tenemos el mando, el control, lo que hacemos es arruinarnos ahora y para siempre.

 Solo somos unos caprichosos delirantes de orgullo, unos tontos llenos de miedo y dominados por la preocupación inútil por sí mismos, de la que suponemos que nos liberamos cuando construimos esa fantasía donde nos esforzamos por creer y hacer creer que tenemos el control de la vida.

 El miedo nos domina-controla, y para librarnos de éste queremos tener poder, controlar, imperar, someter, prevalecer, entonces, nos convertimos en caprichosos histéricos que no hacen otra cosa mas que pensar siempre en sí mismos y que buscan prevalecer, imponerse, desobedecer y hacerse obedecer sin tener ni idea de lo que hacen, y mucho menos aun de lo que se provocan.

 Nuestra pretendida autosuficiencia, grandeza, dominio, el imperio que creemos tener sobre nuestra vida no es mas que un delirio, una fantasía, un engaño que queremos creer, porque así defendemos el orgullo y acallamos el miedo suponiendo que nos liberamos de la preocupación cuando en realidad solo estamos rendidos a tales enemigos que hacen de nosotros lo que se les antoja.

 Esa voluntad que creemos propia, es solo una rebeldía, un cúmulo de caprichos y contradicciones, dado que es en esencia negación, oposición, desafío y provocación, suponiendo que tales cosas son defensa o protección, no queriendo ver que son las que nos están llevando por un camino de tinieblas a la ruina actual y eterna de manera irremediable.

 Nos oponemos a Dios y a todos, no somos otra cosa mas que unos caprichosos obtusos desamorados que no hacen mas que preocuparse por sí mismos todo el tiempo, que quieren creer que prevalecen o tienen poder solo porque se rebelan, reniegan, desafían y cuestionan.

 No vemos que así es como nos estamos convirtiendo en demonios, hijos de la perdición, herederos de judas, y también es así como estamos buscando la perdición eterna sin remedio, salida o solución alguna posible, pues nos volvemos mas y mas obtusos a cada instante, mas débiles y miedosos, y por ello, mas insistimos con los propios caprichos suponiéndolos salvación.

 Si El Señor nos pide algo es para sacarnos de ese abismo de miedo, preocupación por sí, caprichos, rebeldías, obsesiones, preocupaciones, etc., en el que nos hundimos-sumergimos y donde estamos encerrados como en oscura mazmorra no haciendo otra cosa mas que pudrirnos en vida.

 De ahí que no sea importante lo que Dios nos pide, sino simplemente un medio para vencernos, para librarnos de la tiranía del orgullo y los caprichos, del miedo y de la preocupación, de la muerte eterna y satanás.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL

NUEVO ORDEN MUNDIAL = ORDEN SATÁNICO INFERNAL 1.- El nuevo orden mundial es la expresión terrenal del imperio espiritual de...